Este tipo de molusco es un bivalvo de la familia de los venéridos, lo que significa que su cuerpo está protegido por dos conchas simétricas. Sus dos valvas iguales presentan unas suaves líneas concéntricas, las características que nos permiten diferenciar este tipo de almeja babosa del resto es que son más alargadas y sus sifones están unidos en toda su longitud.  Su talla comercial es de 38 mm.

Morfología: Tiene una concha sólida y ovalada, con valvas iguales en color gris pálido o crema, color que varía en función del tipo de sustrato en el que está enterrada , con pequeñas rayas paralelas a los bordes  y dibujos de tonalidades más intensas en marrón o púrpura; el interior es blanco. Las valvas están unidas por un ligamento que posibilita su apertura y cierre. Es de sexos separados y la reproducción tiene lugar en primavera, aunque es frecuente que en Galicia realice un nuevo desove en otoño.

Hábitat: Viven enterradas en las playas arenosas de las rías, enterrándose en la arena o fango a través de un pie musculoso en forma de hacha y a una profundidad de entre 5 – 30 cm. Se encuentran en el litoral atlántico, en el canal de La Mancha y también en el Mediterráneo, desde la zona intermareal hasta profundidades de 30 metros. Es poco resistente al agua dulce, provocando las riadas altas mortalidades, y también es delicada para sobrevivir fuera del agua.

Alimentación: Se alimentan de pequeños seres vivos mediante la filtración del agua a través de una especie de sifones que utiliza para absorber y expulsar el agua; esta capacidad les permite vivir unos centímetros por debajo de la marea, soportando así los períodos de bajamar. La riqueza de las aguas de nuestras rías estimula su crecimiento debido a sus características de salinidad y calidad de los nutrientes. En verano, el crecimiento es mayor ya que son capaces de filtrar mayor cantidad de agua.

El marisqueo se realiza con el raño desde pequeñas embarcaciones cerca de la costa, o a pie con los útiles necesarios.

La babosa es una almeja de excelente calidad aunque no aguanta viva tanto tiempo fuera del agua como otras variedades de su especie, aunque sus cualidades culinarias se aproximan a la fina, no son tan apreciadas debido a su debilidad. Se utiliza para toda clase de elaboraciones e incluso se consume cruda con unas gotas de limón.

Valores nutricionales:

Proteínas: 15,7 g / 100 g

Grasas: 1,0 g / 100 g

Hidratos de carbono: 1,5 g / 100 g

Valor calórico: 76 kcal / 100 g