La almeja fina es un molusco bivalvo de la familia de los venéridos. Posee dos valvas iguales que presentan unas suaves líneas concéntricas y también radiales que son más evidentes en el extremo posterior, llegando a producir un cuadriculado particular de esta especie. El color varía en función del tipo de sustrato en el que está enterrada, normalmente crema con el borde amarillento e interior blanco. Es más resistente que la babosa tanto al agua dulce como fuera del agua. La talla comercial de esta especie es de 40 mm.

Morfología: Forma alargada reflejada en una concha delgada y sólida de unos 3-5 centímetros de longitud con contorno más o menos ovalado, convexa en el centro y de color entre gris claro y oscuro, con manchas pardas y finas estrías concéntricas y líneas radiales que se cruzan dibujando unas características cuadrículas. Coloración crema, amarillento o café, con marcas más oscuras, mientras que interiormente es blanca. Sifón bífido. Es de sexos separados y la reproducción tiene lugar en verano.

Hábitat: Viven en aguas saladas y enterradas en la zona intermareal, siendo la especie que más profundamente se entierra: excavan en la arena a unos 5 – 30 cm de la superficie en fondos arenosos o fangosos  mediante movimientos de un pie musculoso que se asemeja a una lengua. Soportan temperaturas de 5 a 35 ºC, la bajamar y los cambios de salinidad (su tiempo de vida fuera del agua es más elevado que la babosa). Viven en el litoral atlántico, en el canal de La Mancha y también se encuentra en el Mediterráneo.

Alimentación: Se alimentan de pequeños seres vivos (plancton) mediante la filtración del agua. Tiene dos sifones largos y separados en toda su longitud.

Pesca: Principalmente mediante rastro de vara desde una embarcación; con mareas vivas con sachos y rastrillos en la modalidad de marisqueo a pie.

La almeja fina, también conocida como almeja de Carril, es la variedad más apreciada en el mercado por su excelente calidad y su capacidad para aguantar viva fuera del agua más tiempo que cualquier otra. Se prepara de múltiples maneras y es habitual consumirla en crudo.

Valores nutricionales:

Proteínas: 15,7 g / 100 g

Grasas: 1,0 g / 100 g

Hidratos de carbono: 1,5 g / 100 g

Valor calórico: 76 kcal / 100 g